Departamento Estado Investigo pasaportes Clinton y McCain

Miércoles, 20 Agosto   

El Gobierno de EE.UU. anunció hoy que la aspirante presidencial demócrata Hillary Clinton y el candidato republicano, John McCain, también fueron víctimas de revisiones no autorizadas de documentos vinculados con sus respectivos pasaportes. El anuncio, realizado por el portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack, ocurrió pocas horas después de que se conociese que tres empleados de la administración habían investigado el historial del pasaporte del también aspirante presidencial Barack Obama.

El mismo empleado que revisó los documentos de Obama también había accedido a principios de año a los archivos del senador por Arizona, John McCain, según McCormack. El Departamento de Estado despidió esta semana a dos empleados por revisar “de manera inadecuada” documentos relacionados con el pasaporte de Obama, senador demócrata por Illinois, y aplicó medidas disciplinarias contra un tercero.

En el caso de Clinton, una persona accedió el pasado verano (hemisferio norte) a su historial como parte de una sesión de formación, una infracción en la que también estuvo involucrado otro empleado del Departamento de Estado. Esa violación, la única en este caso, fue sancionada debidamente, de acuerdo con McCormack.

Las infracciones cometidas por los empleados en los casos de McCain y Clinton no habían sido detectadas hasta hoy, después de que funcionarios del Gobierno, alertados por el escándalo relacionado con el pasaporte de Obama, iniciaron una investigación por separada.

La secretaria de Estado, Condoleezza Rice, llamó a Obama y a Clinton para ofrecerles sus disculpas ante esa violación de la seguridad y intimidad de los aspirantes demócratas a la Casa Blanca y prevé hacer lo mismo con McCain.

El Departamento de Estado informará detalladamente a lo largo del día a los tres aspirantes presidenciales de las infracciones cometidas y de los datos que han sido revisados.

McCormack rehusó revelar el nombre de las empresas contratistas a las que pertenecían los tres trabajadores que husmearon en los documentos de Clinton, Obama y McCain, a pesar de la petición de la Cámara de Representantes de hacerlo con el argumento de que esa información era en el interés público. McCain, que está de viaje en París, dijo que cualquier violación de la reserva sobre los datos privados de un pasaporte merecen una disculpa y una investigación completa.

La investigación, que es dirigida por el Departamento de Estado en colaboración con el de Justicia, representa la “más alta prioridad” de Rice, aseguró McCormack, quien reiteró que “no hay nada más importante que llegar hasta el fondo” del asunto.